martes, 28 de diciembre de 2010

¡El primer concurso de Matilda!


Hace tiempo que andaba dándole vueltas a la idea de que me gustaría hacer un concurso en el blog y dudaba entre hacerlo aprovechando la Navidad o esperar a los 50 compañeros de viaje (seguidores, como dicen en blogger). Y fijaos que suerte he tenido que puedo hacerlo por las dos cosas a la vez. Así os agradezco la compañía y os hago un regalito navideño.
            Me pareció que lo más apropiado para el primer concurso era que el premio fuera un cuento y preferiblemente un clásico, al fin y al cabo, son los padres de los miles de cuentos que hoy podemos leer. Hansel y Gretel siempre me ha parecido una historia muy especial, de pequeña me encantaba la idea de una casa toda entera de chocolate y caramelos y aunque la dueña era una bruja muy mala, al final toooodo se arreglaba y yo respiraba tranquila. Hace poco, paseando por Laextra vagante descubrí que este año se había publicado un precioso pop up del cuento y pensé “es un regalo muy bonito para el blog”. Y aquí lo tenéis, un amigo cucardo (así nos llamamos cariñosamente) me lo consiguió (gracias) y está listo para salir hacia donde vosotros digáis.
.
            Matilda nació hace algo más de dos meses. Lo empecé con mucha ilusión y no me imaginaba que me daría tantas alegrías, cada comentario vuestro es un premio para mí y estoy aprendiendo muchas cosas y conociendo a gente estupenda. El blog ha crecido gracias a vosotros y yo, cada vez tengo más ganas de hacer cosas y de crecer con él, así que esta es una manera de agradeceros vuestras visitas, vuestros comentarios, vuestros piropos y vuestras recomendaciones. Espero tener aún muchas cosas que contaros y la posibilidad de hacer más concursos y aunque sé que es imposible, regalaros tanto como me estáis regalando vosotros a mí. Podéis estar seguros de que pondré mucho empeño en ello J
¿Qué hay que hacer para concursar?
            *Ser compañero de viaje (seguidor, vaya) del blog.
            *Escribir un comentario en esta entrada diciendo que queréis participar, poniendo vuestro Nick y una dirección de contacto.
            *Nombrar un libro infantil o juvenil que os guste u os gustara de pequeños.
            *Lo siento pero es solo a nivel nacional, prometo empezar a ahorrar para que la próxima vez el premio pueda viajar más lejos.
            El concurso empieza hoy y acabará el día 5 de enero a las 00:00, más o menos cuando coloquéis los zapatos y preparéis el champán y los polvorones para los Reyes Magos y el agua para los camellos. El día 6, entre regalos y roscón publicaré una lista donde daré un número a cada participante por riguroso orden de aparición y el 7, cuando ya todos estemos más tranquilos, jugando con los juguetes y demás tendrá lugar el concurso propiamente dicho y daré el nombre del ganador.
           El blog El rincón del libro hace sus sorteos con una mano (o pata) inocente que me encanta así que, con su permiso, le copio la idea y Byron se encargará de encontrar al afortunado, ¿os parece bien? Espero que no le dé una ataque de pánico o de vergüenza.
            Poco más. Aprovecho esta entrada para comentaros que ya han empezado las votaciones para el concurso de Libros y literatura, yo participo, como ya os comenté, con la entrada de Abuelos. Si queréis votar entrad aquí, ¡Podéis ganar un lote de 20 libros!

Libros


              Y ahora sí me despido, espero que os animéis a participar en el primer concurso de Matilda. Gracias de antemano y ¡mucha suerte!

domingo, 26 de diciembre de 2010

Lad, un perro. Albert Payson Terhune. Y una petición.


Pues ya estamos de vuelta, nuevo viaje relámpago a Madrid para celebrar la Navidad con la familia. Nos fuimos ayer y hemos vuelto hoy. Una palicilla pero vale la pena.
La entrada de hoy es un poco especial porque es además un llamamiento a la responsabilidad y al sentido común.
Hace poco Lady Boheme del blog Leo, luego existo escribió una entrada advirtiendo de algo muy típico ene estas fechas. Ahora que hacemos tantos regalos no faltan los padres, madres, titos o abuelos que, buscando un regalo precioso, deciden comprar a los peques un animal de compañía. La idea es muy buena si no fuera porque, muchas veces, esos mismos animales de compañía, son abandonados a los pocos meses porque cuidarlos no es tan divertido como parecía.
En ese momento decidí unirme al mensaje de Lady Boheme y escribir mi entrada pidiendo responsabilidad con estos regalos y creo que ha llegado el momento de hacerlo. Os voy a contar lo que nos pasó ayer a Jaime y a mí.
Como nosotros pasamos la Nochebuena con su familia, el 25 tempranito cogemos el coche y viajamos a Madrid (concretamente a Valdelaguna) para pasar el día de Navidad con mi familia (ya os he hablado de ella en Abuelos). En fin, que ahí íbamos los dos, a las 9 de la mañana saliendo de Sevilla cuando en mitad de la autovía vemos un perro, un galgo, que anda muy despacio y al que no matamos (y de camino provocamos un accidente) de milagro. Como a esa hora no había tráfico nos salió la vena temeraria y paramos el coche para sacarlo de ahí y lo vimos tan malito que no pudimos dejarlo allí solo y lo metimos en el coche. Entonces vimos que era una perra, estaba sucia, delgadísima, llena de heridas y tenía una pata mala, no os imagináis qué penilla daba verla. La pobre ni protestó y en cuanto se vio en el asiento del coche se enroscó y se quedó dormida. Y nosotros con cara de tonto, sin saber qué hacer y queriendo llegar a comer con todos. Llamamos a protectoras, un montón y nadie nos hizo caso, solo una vecina que colabora con Galgos 112 consiguió encontrarnos un refugio en Madrid, a ver si podíamos dejarla allí (y unos amigos nuestros, que se ofrecieron a acogerla hasta que volviéramos sin pensárselo dos veces, gracias Rocío y Javi). Llamamos y efectivamente, la podíamos dejar en la asociación Las nieves, aunque eso nos suponía dar un enorme rodeo.
Así que tuvimos una compañera de viaje inesperada, que se portó muy bien y que era muy simpática pero que estaba bastante mal y que nos tuvo preocupadillos todo el camino. Hoy he llamado al refugio y me han dicho que hay que esperar para ver cómo evoluciona. Aquí la tenéis, nosotros la llamamos Raspa. Por supuesto, llegamos tardísimo a comer aunque mi familia es estupenda y nos guardaron de todas las cosas ricas que había J.

Raspa llevaba collar y es más que probable que alguien la hubiera abandonado. Ya veis en qué condiciones puede acabar un animal abandonado. No es justo, vamos a ser responsables, los animales no son juguetes y si se tienen es con todas las consecuencias, las buenas y las malas. Desde aquí, me gustaría pediros que no regaléis animales como si fueran Barbies o Gormitis. Un perro, un gato, un conejo… pueden ser un regalo estupendo, que enseñará a los pequeños un montón de cosas y que les darán muchas satisfacciones pero acordaros de que hay que limpiarlos, sacarlos, etc., etc. No los llevéis a casa si no estáis seguros de que vais a aguantar también lo menos bonito porque nadie debe hacer sufrir a un ser vivo y además debe haber un control (tanto animal abandonado es incluso peligroso para todos). De camino, animaros a visitar las protectoras, hay mil mascotas que os pueden gustar en ellas.
Yo tengo dos perros, recogidos de protectoras, aquí los tenéis.
Seto, el pastor alemán es el de mis padres, 46 kg de ternura y mimos, Byron, el blanco y negro, es el que adoptamos Jaime y yo después de casarnos, de pequeño le pegaron y ahora es un perro tímido y miedoso que poco a poco se va acostumbrando a la gente y a los ruidos. Dan trabajo y guerra a veces pero no cambio ni un ratito de los que me regalan continuamente.


Y para no faltar al blog, aunque sea brevemente, aquí tenéis una recomendación relacionada con este tema.
Lad, un perro, de Albert Payson Terhune nos cuenta las aventuras de un collie que vive en una granja en Nueva Jersey y que adora a sus dueños. Es un libro tierno y lleno de acción, ideal para niños, a partir de 10 años a los que les gusten los animales. Podríamos decir que es tipo Lassie, pero a mí me pareció menos cursi y me gustó mucho.
Perdonad que la entrada de hoy sea tan larga y que hable tan poco de libros pero no quería dejar de contaros mi aventura de ayer y poner mi granito de arena para que estas cosas ocurran lo menos posible.

jueves, 23 de diciembre de 2010

¡Feliz Navidad!


 
“Considero a las Navidades una buena época -contestó el sobrino-, amable, llena de perdón y caridad; el único momento, que yo sepa, en que los hombres parecen abrir de par en par sus corazones cerrados. Y por eso, tío, aunque las Navidades nunca me han metido ni una raspadura de oro en el bolsillo, creo que me han hecho bien y que me lo harán en el futuro, así que digo: ¡Que Dios las bendiga!”
Canción de Navidad.
Charles Dickens.

Todos los años en estas fechas leo este libro y todos los años descubro algo nuevo que aprender de él. No lo voy a reseñar, creo que todos lo conocéis de sobra ya que es un clásico, una historia preciosa que a casi todos nos empezó a acompañar en nuestras navidades de niños. Quizá el libro sea un poco pesado para que lo lean los peques pero hay tantas adaptaciones al cine y es tan fácil contar un cuento con él que no creo que nadie desconozca la historia de los tres espíritus que consiguieron ablandar el corazón del señor Scrooge. Este cuento es una de las bolas que siempre adornan mi Navidad.
Me gusta esta época, a pesar de que es difícil a veces y de que las sillas de los que se fueron se ven aún más vacías que el reto del año, como dice Wilkie Collins:
“Me encanta la Navidad. Toda ella: decorar el árbol y cantar en el coro y hornear galletas y envolver los regalos.” (Gracias Escalpelo literario por descubrirme esta frase).
Y porque estoy de acuerdo con él y con el sobrino del señor Scrooge quiero desearos una feliz Navidad desde Matilda y agradeceros vuestras visitas (las que veo y las que no), vuestros comentarios, vuestro apoyo y todos los ratos buenos que he pasado gracias a vosotros desde que me anime a abrir el blog.

Como ya he hecho en facebook y como este blog es para encontrar cosas interesantes para los más pequeños, os felicito con otra Navidad de unos gnomos que, si les dejamos, no os dejaran estar tristes nunca.



Un abrazo a todos y ¡FELIZ NAVIDAD!

miércoles, 22 de diciembre de 2010

Concurso "Premios y literatura 2010".

           Vi este concurso hace tiempo pero no pensaba participar porque me daba un poco de vergüenza. Matilda es un blog muy jovencito y yo veo tantas buenas reseñas en otros blogs que me pareció que era como un niño pequeño jugando al baloncesto con los mayores. Pero no dejaba de darle vueltas al tema y de ver a mis compañeros de batalla participar y pensé "¿por qué no? Es bonito hacerlo y te va a gustar la experiencia". Así que aquí estoy, participando en un concurso de mayores con un blog aún pequeñito (pero dispuesto a ser muy grande, ¿eh?) y feliz de hacerlo. ¡Deseadme suerte y animaros! ¡Aún estáis a tiempo! Estas son las bases:

Con el objetivo de hallar las cuatro mejores reseñas literarias de la blogosfera y premiar a sus escritores con el Marcapáginas de Plata y sendos lotes de libros valorados en total en más de 3.000 €, el Equipo de Libros y Literatura organiza los “Premios Libros y Literatura 2010”.
Para participar en él, todas las personas físicas poseedores de un blog y/o escritores habituales de él deberán inscribirse, antes del sábado 25 de diciembre de 2010, siguiendo los pasos indicados en las bases completas del concurso.
La elección de los ganadores se llevará a cabo mediante dos jurados. Dos de los premiados serán elegidos por un jurado cerrado compuesto por los miembros del equipo de Librosyliteratura.es, escritores, editores y creadores de blogs literarios. Los otros dos ganadores serán escogidos por el público en general, entre los que se sortearán tres lotes de 20 libros cada uno. El período de votación será del lunes 27 de diciembre de 2010 al miércoles 5 de enero de 2011.
También, el blog que haga difusión y consiga más clics en el banner oficial del concurso colocado en su página, será ganador de otro lote de libros. Entre los blogs difusores que no ganen, se sorteará otro lote. La resolución de los premios se hará pública el viernes 7 de enero de 2011, así como los nombres de los ganadores de los sorteos. Para más información sobre el concurso y sus premios, lee las bases completas aquí: http://www.librosyliteratura.es/concurso-libros-2010.html.

La reseña con la que yo voy a participar es: Abuelos. Chema Heras / Rosa Osuna.

Libros

Aprovecho para contaros que en este mismo blog Libros y Literatura te dan la opción de participar en una lectura conjunta de El Quijote. Yo, como muchos de vosotros, me he animado y me encantaría animaros a que también lo hicieráis.


Nada más, un abrazo grande a todos.

lunes, 20 de diciembre de 2010

El cementerio sin lápidas y otras historias negras / El libro del cementerio. Neil Gaiman.


          “Hay historias que, si las lees a la edad apropiada, te acompañarán el resto de tu vida. Puede que olvides el título, o quién las escribió, puede que con el paso del tiempo no recuerdes con claridad los detalles de la trama, pero si un relato te conmueve en cualquier sentido, pasará a formar parte de ti y se instalará para siempre en algún rincón remoto de tu mente”.

           Si nos paramos a leer la introducción de El cementerio sin lápidas y otras historias negras, cosa que recomiendo encarecidamente porque me ha parecido maravillosa, nos encontraremos con este párrafo. Bonito, ¿verdad? Creo que no podría estar más de acuerdo con estas palabras. Hay libros que se te meten dentro y te acompañan para siempre y la presencia de estos libros estará mucho más presente si los leíste de niño.
            Neil Gaiman consigue engancharnos simplemente con la introducción de este libro, ¿os imagináis cómo nos vamos a divertir con las historias que cuenta después? ¡Pues claro, una barbaridad! Y eso que este no es un autor que guste a todo el mundo. Yo debo reconocer que me encanta, no solo por sus historias, que también, sino porque es un maestro de la palabra, de esos que sabe usarla para llevarnos a extraños lugares y mundos muy, muy particulares. Sus obras podrán gustarnos o no, pero seguramente no nos dejarán indiferentes y siempre tendremos que reconocerle un gran talento.
En El cementerio sin lápidas… vamos a encontrar una serie de relatos cortos, en general oscuros y disparatados con personajes extraños y muy cercanos a la picaresca que después de pasearnos por cuevas, puentes y aventuras de distinta índole nos sorprenderán con finales perfectos, inesperados y poco convencionales. Los que más me han gustado a mí son “El caso de los veinticuatro mirlos”, de género policiaco, que se nutre de los cuentos y personajes de la tradición popular inglesa y que tiene un humor negro y socarrón de ese que tanto me gusta y “Cómo vender el puente Ponti”, narración de villanos y truhanes en la que el ingenio de uno de ellos servirá para hacer algo que, dicen las malas lenguas, ya se hizo con la Torre Effiel, venderlo. Como veis, no tienen desperdicio.
Los demás relatos también son muy entretenidos y el último de ellos nos llevará irremediablemente al segundo libro que hoy reseñamos, El libro del cementerio. El relato La lápida de la bruja es, sorprendentemente, un capítulo de este último libro y aunque en él resolvemos una de las tramas de la breve narración el autor nos dejará en el aire un misterio y no podremos evitar caer entre las páginas de El libro del cementerio para desentrañarlo.
Nad Owens es un chico desgarbado y curioso que se ha criado en un cementerio y que ha sobrevivido gracias a los cuidados de los muertos que allí habitan. Su familia fue asesinada cuando aún era un bebe y él quedó al cuidado de los Owens, un matrimonio simpático y de Silas, un extraño personaje que no está ni vivo ni muerto. Todo podría ir perfectamente si no fuera porque la persona que acabó con sus padres y su hermana no quiere dejar el trabajo que empezó a medias, sobre todo porque Nad era la víctima más importante de su cacería.
Como todo lo que escribe Neil Gaiman este es un libro que se pasea entre lo absurdo y lo perfectamente lógico, oscuro como los relatos de los que antes hablábamos nos da una visión del mundo diferente y en este caso en concreto no serán los muertos los que nos asusten sino, precisamente, los vivos.
Es ágil y fácil de leer, con muchos diálogos y lleno de acción, además, tiene algunas ilustraciones y ya sabéis lo que opino yo de las ilustraciones en los libros, siempre deberíamos contar con alguna.
Habréis notado que a mí me han gustado mucho los dos libros y que su autor está entre los que yo siempre recomiendo porque considero que escribe muy bien pero, ojo, sus novelas no son para cualquier niño, sus mundos oscuros y rocambolescos pueden asustar a los más pequeños o a los más miedosetes y conviene que, como adultos, les echemos un vistazo antes de que ellos los lean. Son historias divertidas pero surrealistas y hay que pensar que esta imaginación desbordante y desbordada no es del gusto de todos, hay niños que prefieren mantenerse más cerca de la realidad que ellos conocen.
Yo creo que Neil Gaiman es un autor estupendo para leer en familia, es decir, acompañando a los peques en su lectura porque eso hará que lo divertido se note más y si notamos que algo les asusta podemos trivializarlo y darle la importancia justa para que no se convierta en amenaza y que así disfruten de libros que son muy divertidos. 
En fin, hasta aquí mi reseña de dos libros con los que me lo he pasado realmente bien. Como siempre, gracias a mi querida librería Laextra vagante por dejarme meterlos en mi linda bolsa de tela roja y llevármelos a casa para devorarlos enroscada en el sofá.

miércoles, 15 de diciembre de 2010

¡Un premio!

Estoy medio despistada y tengo que pediros perdón por mi desaparición de estos días por los blogs amigos y el mío propio. No sé qué pasa que últimamente no hay manera de quedarse en casa tranquila y por lo tanto casi no me da tiempo a asomarme por aquí. Prometo ponerme seria y no dejar que la locura de estas fechas me arrastre hasta hacerme desaparecer.
Pero a pesar de mi débil presencia en el mundo blogero, M. del blog Cargada de libros me ha hecho un regalito estupendo y me ha dado un premio, el de “libros entretenidos”. Muchas gracias guapa, como ya te dije me hizo muchísima ilusión y cuando lo vi se me coló una sonrisa de oreja a oreja J
Este premio es chulo porque si te lo dan tienes que elegir cinco libros que te hayan parecido entretenidos y amenos y luego darle tú el premio a otros cinco blogs.
Ha sido una decisión muy difícil pero ahí van mis cinco libros:
La forma del agua de Andrea Camilleri. Os podría decir cualquiera de este autor y su comisario siciliano Salvo Montalvano. Me encantan y me lo paso realmente bien leyendo sus historias, siempre, siempre consiguen sacarme una carcajada. Este es el primero de la serie.
El ardor de la sangre de Irene Nemirovsky. Una gran escritora, se mire por donde se mire y una historia sencilla e intrigante que me tuvo pegada al libro hasta que lo terminé. Con ella no es solo lo que cuenta es, sobre todo, cómo lo cuenta.
Asesinos sin rostro de Henning Mankell. Con este libro conocí al inspector sueco Kurt Wallander hace ya algunos años. Me lo recomendaron mis padres (¿quién si no? Ellos me han descubierto tantos buenos libros…) y por supuesto seguí con toda la serie hasta que Mankell decidió ponerle fin. Para mí, uno de los mejores.
La sociedad literaria y el pastel de piel de patata de Guernsey de Mary Ann Schaffer. Un libro muy agradable, ideal para leerlo y dejarte llevar sin preocuparte por nada. A pesar de que nos habla de un momento histórico triste y duro como es la Segunda Guerra Mundial la autora se las arregla para contarnos una historia divertida y entrañable. Me encantó fue una recomendación de mi prima Vi para un momento complicadillo y acertó de lleno.
Kafka y la muñeca viajera de Jordi Serra i Fabra. Este es un blog de literatura infantil y juvenil así que no podía dejar de poner por lo menos un libro de este tipo. Yo lo considero una joyita por lo tierno, lo bien escrito y la historia tan bonita que cuenta. Se lee en un ratito así que si no lo habéis leído os lo recomiendo porque es una delicia. Además, tiene el aliciente de que cuenta con su fondo de realidad y parece ser que Kafka vivió lo que nos cuenta Jordi Serra i Fabra en los últimos años de su vida.
Y estos son los cinco blogs a los que doy el premio (esto ha sido igual de difícil de elegir que los libros porque me gustaría dárselo a todos):
Poco más por hoy. La próxima reseña está al caer (espero poder subirla mañana) y en ella nos encontraremos con el genial Neil Gaiman y su literatura oscura y divertida.



Buenas noches a todos, un abrazo y que descanséis.

lunes, 13 de diciembre de 2010

Mi primer taller.

Bueno, pues ya estoy de vuelta después de un fin de semana con poco tiempo en el que, hasta ahora, no me he podido sentar a contaros qué tal salió el primer taller de Matilda, “Este niño no me lee”.
Me parece que ya os he dicho que soy tremendamente tímida y hablar en público no se me da especialmente bien pero a pesar de eso estoy muy contenta con mi primera experiencia en este ámbito. Veréis, sé que aún me queda muchísimo por aprender y que he dado pocos pasos en el camino que quiero seguir pero ya están dados, es el principio del camino y tengo muy claro que ese es el mío. Mi carrera, mi formación complementaria, mis trabajos, mis ambiciones y mis gustos me han ido llevando poco a poco hacia aquí. Para mí los libros son un tesoro, la lectura es un tesoro y no se me ocurre nada que sepa hacer mejor que acercar este tesoro a los demás y sobre todo a los más pequeños.
Creo de verdad que las personas que leemos con frecuencia tenemos a nuestro alcance ventajas que solo nos dan esos ratos enroscados en un sofá con un libro entre las manos. La vida tiene muchas facetas y ser lector nos facilita algunas de ellas. Sé que no es algo a lo que se le da mucha importancia pero la tiene y no nos damos cuenta del regalo tan estupendo que le hacemos a un niño cuando le ofrecemos este hobby.

Preparando el taller.
              Fue muy divertido hacer el taller en Laextra vagante a pesar de mis nervios que me traicionaron un poco. Una de las primeras lecciones que me llevo es que tengo que mejorar en eso de hablar en público J. Creo que debería hacerlo un poco más alto y que debería haber seguido más el guion que yo misma había hecho. Había pensado mil veces cómo lo haría, qué diría y como intentaría que la gente participara pero claro, nada sale como lo imaginamos y aunque no estuvo muy desencaminado sí se me olvidaron algunas cosas.
"Recomendaciones comodín".

             De todos modos, a pesar de eso me di cuenta de que mejorando mi puesta en escena (algo en lo que trabajaré) lo que cuento es interesante y me gusta tanto hacerlo, me siento tan segura de que sé de lo que hablo que los nervios o la timidez no son capaces de estropearme la función. Esta primera experiencia me ha dado ideas y sobre todo ganas de seguir aprendiendo para poder contar cosas cada vez más interesantes y hacerlo cada vez mejor. Además, por mucho que yo me esfuerce, por mucho que consiga aportar con mi trabajo nunca será ni la mitad de lo que las charlas con la gente y la experiencia me regalarán y me enseñarán a mí.

Es una entrada un poco personal pero no quería dejar de contároslo porque este blog es una de esas cosas en las que me esfuerzo y continuamente me está devolviendo mucho más. Gracias por visitarlo.

Y por supuesto, gracias a todos por esos mensajes de ánimo ; a mis amigas por estar pendientes;  a Vi, Carmen y Anatema por pasarse por el facebook a apoyarme; a mi familia por la compañía y la alegría; a Jaime, obvio; a Maite y Quico, libreros extra vagantes, porque no se imaginan hasta qué punto me están ayudando a abrir las alas y a Pilar Pérez, dueña de El dragón lector por una larga conversación en la que aprendí muchísimo.

Espero tener aún muchos pasos que contaros.
Librerías del mundo, ¡a vuestra disposición!

jueves, 9 de diciembre de 2010

Taller “Este niño no me lee”.


Hoy no escribo para recomendar un libro sino un taller. No sé si estará un poco feo que lo recomiende teniendo en cuenta que es algo que voy a hacer yo pero quería contároslo porque es mi primer taller y estoy muy ilusionada con él.
Esta es la publicidad que mi querida librería Laextra Vagante (porque ya os habréis imaginado que el taller se hará allí) ha hecho en su boletín de actividades:
·         viernes 10 de diciembre, a las 17.30h: "Este niño no me lee" Taller de fomento de la lectura para padres y adultos. Invitamos a todos esos adultos preocupados en inculcar, en niños y adolescentes, el amor a los libros y la lectura. 
Son muchas las personas que nos hacen llegar su preocupación acerca de que sus hijos, sobrinos o nietos, no parecen mostrar demasiado interés en leer. Como libreros, queremos responderles con este taller con el que pretendemos enseñarles cómo enfrentarse a este problema que puede ser pequeño si se tienen las herramientas adecuadas. Nuestra orientadora especialista, María Gómez, tocará los siguientes temas:

¿Por qué es bueno leer?
¿Cómo hacer que a los niños les guste leer?
¿Qué no debemos hacer?
¿Cómo seleccionar los libros según las edades?
Las nuevas tecnologías como aliadas.
Recomendaciones de libros.

Repetiremos este taller, con nuevos contenidos, para nuevos interesados y para anteriores talleristas que quieran intercambiar los resultados con la orientadora.

         
          

      ¿Qué os parece? Espero estar a la altura y no aburrir al personal. Para mí es muy importante el hecho de que los más pequeños valoren la lectura y se diviertan con ella ya que creo que esta será una herramienta muy valiosa en sus vidas además de una maravillosa forma de viajar y vivir cosas estupendas. Este taller es una manera más de poner mi granito de arena para que ningún niño crezca sin cuentos, ya os contaré qué tal sale. Desde luego, está preparado con muchísimo respeto, cariño e ilusión.Tengo unos nervios… ;)  
      ¡Deseadme suerte!

martes, 7 de diciembre de 2010

El susurro de las brujas. Anna Dale.

Ya hemos entrado en diciembre, las calles y los centros comerciales están llenos de luces y la Navidad está a la vuelta de la esquina. No os voy a engañar, a mí me encanta esta época y como no podía ser de otra manera, Matilda se engalana para recibir estos días tan especiales. Mañana o pasado el resto de la casa también estará adornado aún a riesgo de que Byron no salga de debajo de la mesa en todas las fiestas porque le de miedo el árbol. Esperemos que no ;) 
Y aunque no nos vamos a pasar toda la temporada navideña recomendando libros sobre el tema, sí hablaremos de alguno. Hoy, uno que a mí me encanta.

Leí El susurro de las brujas hace un par de años y me quedé prendada de él. Ya me habían dicho que estaba muy bien y la verdad es que yo disfruté mucho leyéndolo.
Cuando lo empezamos nos encontramos con Joe Binks, un niño inglés que viaja en tren para pasar las vacaciones con su madre y la nueva familia que esta tiene. Él habría preferido pasar la Navidad con su padre pero no ha podido ser y enfurruñado y triste se ha subido al tren que le llevará a Canterbury. Joe piensa que sus vacaciones serán realmente aburridas pero no sabe hasta qué punto se equivoca. Ya en el tren coincidirá con unos extraños personajes que sin que pueda hacer nada para evitarlo le meterán en un lío. ¡Existe un plan maléfico para acabar con todas las brujas de Inglaterra! Por suerte, conocerá también al aquelarre de la Ortiga Seca y se hará muy amigo de Twiggy, la bruja más joven del mismo. ¿Serán capaces de recuperar la página robada del libro de hechizos más poderoso de todos los tiempos?
Como ya os habréis imaginado es un libro lleno de magia con personajes simpáticos y a veces absurdos y en el que no faltan duendes y hechizos de lo más atrayentes. El aquelarre de la Ortiga Seca le pondrá una nota de humor al relato ya que no son lo que se dice unas brujas muy habilidosas y el ambiente nevado de Canterbury nos hará sentir muy cómodos entre sus páginas.
Es un libro de aventuras lleno de peligros y de acciones valientes por parte de los protagonistas, de esos difíciles de soltar una vez lo has empezado y que te dejan una agradable sensación cuando lo terminas. Os recomiendo que le echéis un vistazo porque seguro que os atrapa.


La editorial Salamandra es la responsable de que podamos contar con esta bonita historia en nuestra estanterías y como este mes cumple nada menos que 10 años en Matilda queremos desearle un ¡FELIZ, FELIZ CUMPLEAÑOS! Y agradecerle tantos y tantos libros interesantes y ratos entrañables que hemos pasado gracias a ellos. Para mí, una editorial valiente que se atreve con buena literatura tanto de adultos como infantil y juvenil y que casi nunca decepciona. Por muchos años más de llenar estanterías con vosotros J

miércoles, 1 de diciembre de 2010

Cómo hacer de tu hijo un entusiasta de la lectura.


Ya os he hablado de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez y de su plataforma Lectura Lab. El primer consejo que quise compartir con vosotros fue para evitar que nuestros niños odiaran la lectura, hoy  vamos a intentar no solo que no la odien, sino que además les apasione. Esto es lo que nos cuentan desde la fundación:
Un abuelo leyendo a un padre una historia que, a su vez, leerá a su hija, que recomendará a su hermana, que compartirá a la salida de clase con sus amigos… Todos somos capaces de contagiar el entusiasmo por la lectura, y esa capacidad, hablando de nuestros hijos, deberíamos asumirla con gusto como una responsabilidad, quizás esta es la inversión más rentable que podamos hacer para su futuro.
¿Hablamos de libros?                 
En primer lugar, desterremos la idea de que la lectura se practica únicamente en papel. El joven lector del siglo XXI ha crecido en una generación enamorada de lo digital. Tiene otro tipo de gustos y modos de comprender las historias. Debemos por ellos aprovechar al máximo elementos que caracterizan la cultura popular actual y forman parte de los hábitos de ocio juvenil: videojuegos, cómic, recursos online, televisión…
Y si eres ferviente defensor del libro impreso: tranquilidad. La interacción con estos medios casi siempre acaba por dirigir al joven a la lectura en el medio más tradicional.

¿Existe una receta mágica?
Desgraciadamente no, tu hijo desarrollará el gusto por la lectura, como otras muchas aficiones, poco a poco y siguiendo caminos diferentes, que dependerán de muchos factores (si crece viendo leer en su entorno, si recibe una determinada educación, si metió en la maleta de vacaciones precisamente ese libro que le hacía falta en ese determinado momento…).
Al lector hay que cuidarlo y ayudarle a pulir sus conocimientos y gustos. Y sobre todo hay que respetarlo, sin pretender que le tengan que gustar las mismas cosas que a nosotros. No debes caer nunca en el error de ningunear lo que nos planteen porque lo creamos tópico o intrascendente, para ellos probablemente se trata de situaciones novedosas y extrañas, y precisamente esas son las sensaciones y las respuestas que quieren encontrar en una historia.

¿Qué puedes hacer tú?
La materia prima fundamental es una buena historia, sea en el formato que sea, contada con sentimiento. Nuestra labor es ayudarles a encontrarla.
Trata de conducir a tu hijo hacia la lectura aprovechando estrategias motivadoras como las que hoy ofrece la Web 2.0, fomentando además iniciativas relacionadas con la escritura y evitando todo lo que recuerde al ambiente y las obligaciones de la escuela.


¿Qué herramientas son eficaces?
·    El cine es un excelente aliado, un gran contador de historias que además tienen reflejos y extensiones en literatura, música o Internet.
·     Sitios interesantes en Internet, el gran recurso informativo y cultural para ellos. Hay que aprovechar la enorme motivación que tienen para moverse por este medio.
·    Los videojuegos que tienen una trama argumental rica en matices.
·    Conviene mejorar la percepción que habitualmente tienen de las bibliotecas, mostrando sus ventajas. Anímale a visitarlas.
·     Si te dice que le falta de tiempo, adaptemos los modos de lectura para que encajen dentro de lo que el identifica como su tiempo libre (textos, imágenes y música en medios portátiles: IPAD, IPOD, PC…; libros manejables para los medios de transporte…)
·     Convéncele de lo útil que es tomar notas. Sugiérele escribir un diario. Empezar con estos hábitos desde las primeras edades puede ayudar a que crezcan como lectores ser y ayudarles mucho en su éxito como estudiantes.
·     Preocúpate por conocer los géneros que le gustan más según las edades; te permitirá ayudar a tus hijos en sus elecciones. Recuerda que acertar el libro más adecuado para cada lector hará que le parezca un verdadero placer y esto es crucial para que se apasiones por la lectura.  
·     El cómic, por ejemplo, suele interesarles y hay muchos de buena calidad. Hay un tipo de tebeo diferente para cada lector y es fácil adivinar qué estilo o autor puede gustarle más a tu hijo.
·     Los clásicos, bienvenidos en pequeñas dosis (los asocian a las tareas escolares).

La aplicación de estos consejos no asegura que tu hijo se convierta en un fan de la lectura como lo pueda ser de un deporte, un grupo musical o un juego de videoconsola, pero aplicándolas con tacto harás que disfrute mucho más con ella y así será más probable que sea un buen lector durante toda su vida”.

Interesante, ¿verdad? A mí me gusta mucho este artículo porque nos abre un mundo de posibilidades que no se nos pasan por la cabeza al intentar acercar a los niños a la lectura y nos da muchas herramientas para conseguirlo. Y a vosotros ¿os ha parecido útil? Espero que sí.


         

domingo, 28 de noviembre de 2010

¡Bum! Mark Haddon.


Como ya os comenté en el facebook de Matilda traigo una estupenda recomendación para hoy.
                ¡Bum! , de Mark Haddon es uno de esos libros que no sabes muy bien si llevarte o no. Te fías del autor (¿os acordáis de El curioso incidente del perro de media noche?) pero el título es un poco extraño. Yo estaba en la duda de si leerlo ya o colar algún otro antes y fue Maite, mi librera extra vagante, la que me acabó de convencer porque a ella le apetecía y las dos pensábamos que podía estar bien. Ea, pues a la bolsa de tela roja y de ahí a casa para pasar un rato realmente entretenido.
                Al final del libro Mark Haddon nos cuenta que este se publicó por primera vez en 1992 con el título Gridzbi Spudvetch! Y que como consecuencia de tan extraño título no vendió ni medio libro, bueno, medio sí, pero no tuvo mucho éxito. Dice nuestro autor que así hubiera seguido, siendo un libro ignorado porque nadie entendía el título si no hubiera sido porque los que compraron el medio libro del que hablábamos le escribieron para decirle que les había encantado y sus editores le propusieron relanzarlo. Haddon lo revisó y aquí lo tenemos hoy, con un título un poco menos raro y que por lo menos podemos pronunciar.
                Y yo pensé, después de leer el libro y su aclaración final, “qué bueno que lo volvió a intentar”. Si no hubiera sido por esos lectores valientes que se animaron a comprar un libro con un título incomprensible, casi todos nos hubiéramos perdido una de las obras más frescas y ligeras que he leído últimamente.



               Jim y su amigo Charlie son dos jóvenes que, como cualquier chico de su edad tiene ganas de pasarlo bien y tremendos problemas existenciales que se resuelven con una charla distendida. No son ni los más traviesos o gamberros del colegio ni los más buenos y desde luego no pueden evitar meterse en líos.
                Esta vez, el lío será un poco más complicado de lo que esperaban porque, después de escuchar a dos de sus profesores hablar un rarísimo lenguaje y ver como a uno de ellos se le encienden los ojos como si fueran bombillas de la feria, no les cabrá la más mínima duda de que tienen un secreto que esconder. Lo malo es que se deben de haber acercado demasiado al secreto porque de repente, sin comerlo ni beberlo, Charlie desaparecerá. Sin saber muy bien qué hacer, ni a dónde ir, Jim se dispondrá a buscar a su amigo y ya que estamos, se llevará a su hermana por si la aventura se pone seria.
                ¿No tenéis curiosidad por saber ese secreto? Yo sí la tuve y me leí el libro en un santiamén queriendo ver qué pasaba en la siguiente página y en el siguiente capítulo. Está muy bien escrito, con unos personajes simpáticos que te hacen el viaje muy agradable y una trama original y bien construida. Además es sencillo y evita complicaciones que ensucien y enreden la aventura por lo que se lee con mucha facilidad. ¿Qué os dice el título? Es claro y explosivo, ¿no? Pues así es este libro y todo lo que nos cuenta.
                Bajo mi punto de vista uno de esos libros humildes que no quieren llamar la atención pero que nos sorprenderán gratamente si les damos una oportunidad. Creo que nuestros peques, a partir de 8 años pueden pasarlo muy bien leyéndolo. Yo, desde luego, me divertí mucho.
¿Queréis saber qué significa gridzbi spudvetch? Pues ya sabéis cómo averiguarlo.
Como siempre, gracias a la librería Laextra vagante por dejarme bucear entre sus estanterías y llevarme a casa, en una bolsa de tela roja, ratos tan, tan buenos.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...